martes, 7 de febrero de 2012

La acuarela en el Perú y sus artistas más representativos

Acuarela Arequipeña
La acuarela en el Perú y sus artistas más representativos
La pintura arequipeña tiene un espacio privilegiado en las artes que se han cultivado tradicionalmente en Arequipa; artistas plásticos como Carlos Baca Flor, Jorge Vinatea Reynoso, Teodoro y Alejandro Núñez Ureta, son bandera universal de la plástica arequipeña.

La magia del agua y el color, antigua como las primeras manifestaciones pictóricas del hombre, tiene en Arequipa, un espacio geográfico y cultural sumamente favorable, lo que ha permitido configurar con el esfuerzo de varias generaciones de acuarelistas, lo que hoy se conoce como la ACUARELA AREQUIPEÑA, denominación que contiene en sí, no la tipificación de una corriente pictórica, tampoco representa a un conjunto de características formales y técnicas que une a un numeroso grupo de acuarelistas, más bien; LA ACUARELA AREQUIPEÑA, denota nominalmente la proyección sostenida que esta técnica pictórica tiene desde Arequipa, afirmada en el medio nacional, ya conocida en el contexto Americano y en pleno esfuerzo para lograr un espacio preferencial en el contexto de la plástica mundial,

Los artistas viajeros, venidos de Europa, antes y después de la Independencia del Perú, fueron quienes afirmaron el uso de la acuarela en nuestro medio, resalta entre todos ellos, el alemán Johann Moritz Rugendas (1802 – 1858) quien describió mediante dibujos y magistrales acuarelas, la imagen de Lima y el Sur del Perú entre 1842 y 1845. Sin embargo, es justo reconocer e Pancho Fierro (1809 – 1879), al primer acuarelista del Perú Republicano, por el valor documental de sus testimonios plásticos sobre la confrontación, convivencia e integración de las diversas clases sociales de Lima desde las primeras décadas de la República hasta antes de la guerra con Chile…

Carlos Baca Flor (1867 – 1941) este ilustre pintor arequipeño, no fue ajeno a la práctica de la acuarela, como así podemos comprobar, al observar la maestría con la que pintó las acuarelas que son propiedad del Estado y que se encuentran en exhibición en el Museo de la Nación. Baca Flor, sin embargo, no tuvo vínculo directo con el quehacer pictórico de Arequipa y por tanto, no incidió en los albores de la Acuarela Arequipeña.
Se ha hablado mucho que las peculiaridades de la luz y la atmósfera arequipeña, ha influido para la práctica privilegiada de la acuarela dada que esta técnica tiene por características la diafanidad y transparencia, efectivamente así es, sin embargo; esas peculiaridades de nuestro entorno no son exclusivas en la geografía peruana, entre otros aspectos, influyen factores sociales, culturales, políticos, etc., que van desde la tradición republicana y democrática de Arequipa hasta el permanente proceso de migración existente.
Podemos inferir de lo citado anteriormente, que ya en las primeras décadas del siglo XX, en Arequipa había un significativo número de pintores que trabajaban a la acuarela, los cuales por efecto multiplicador generaron década, pintores a la acuarela hasta llegar ha configurar lo que conocemos como Acuarela Arequipeña.

Jorge Vinatea Reynoso, (1900 – 1931) el más destaco pintor del siglo XX, tuvo en la acuarela un medio de expresión plástica de especial predilección,  Hay en ella una gran dosis de gracia; sobre todo, agilidad, ligereza, frescura y dominio realmente extraordinarios. Unido esta a la calidad estructural de su dibujo y a la penetración de la mirada del artista logran obras comparables.

Teodoro Núñez Ureta (1914 – 1988) hasta ahora, el más importante muralista peruano, cuyo pleno dominio de la acuarela y la figura humana, lo llevaron a desarrollar con naturalidad su trabajo muralista al fresco. Arequipa solo puede verse a través de la acuarela.  además del paisaje, las costumbres y la vida de nuestra sociedad estratificada con agudo realismo crítico.

Alejandro Nuñez Ureta (1920 – 1974) hermano de Teodoro, es el acuarelista mayor de la pintura arequipeña, el más genuino y apasionado de los acuarelistas de campo traviesa, de resolución espontánea y de sabio equilibrio Tonal. Y es que fue, genuinamente, el pintor de la naturaleza.

Guillermo Mancilla Canessa (1933 – 1994) acuarelista único en el uso del color, con carga lírica y subjetiva, al punto de desafiar la armonía cuando consideraba necesario. Influyo notablemente en los acuarelistas que lo sucedieron.

Entre muchos otros acuarelistas de esta generación que sobradamente merecerían ser nominados, es necesario citar a Manuel Morales Guzmán, acuarelista de prolija producción de paisajes de la campiña y arquitectura arequipeña, su obra se caracterizó por una factura limpia, ágil y natural.

En las décadas del 60 y 70 y bajo de la influencia directa o indirecta, de los acuarelistas antes mencionados, aparecieron acuarelistas de mucho talento, sean estos nacidos o no en Arequipa, pero con formación plástica en el medio mistiano.

Luis Palao Berastain (1943) afamado pintor de especial significación para la pintura arequipeña y peruana, dotado de una gran técnica en la ejecución de sus acuarelas con temática realista, variada y testimonial; con un lenguaje plástico, fresco y contundente. Es el pintor que más ha influido en el desarrollo de la acuarela contemporánea y la aparición del hiperrealismo arequipeño.

Carlos Ticona Quispe (1954) heredero de la genuina tradición acuarelista de Alejandro Núñez Ureta, es uno de los referentes más sólidos de la acuarela peruana, su pintura se caracteriza por un tratamiento franco y de amplia pincelada, utilizando magistralmente el medio acuoso, sin manipulaciones innecesarias e interpretando con extraordinaria naturalidad el color y la luz. Sus acuarelas irradian la frescura del agua y la poesía que existe en la interacción del hombre con la naturaleza.

A partir de la década del 80, la Acuarela Arequipeña se consolida en el contexto nacional y eclosiona un gran número de acuarelistas, los cuales se encuentran en plena y destacada actividad proyectiva, en razón a ello; su valoración en al Historia de Acuarela Arequipeña y La Pintura Peruana, será mas definida al paso de los años.


Referencias:
http://www.cbf.edu.pe/apreciaciones-en-torno-a-la-acuarela-arequipena/

1 comentarios:

Anónimo dijo...
9 de septiembre de 2014, 22:12

SERIA BUENO DIFUNDIR EL ARTE DE ACUARELISTAS QUE NO SON IDENTIFICADOS EN EL PERÚ, UNO DE ELLOS CARLOS HERRERA BURGOS, TACNEÑO Y AMANTE DE LOS PAISAJES DE SU TIERRA. ULTIMAMENTE ESTA DESARROLLANDO SU ARTE SOBRE MURALES DONDE PLASMA ICONOS PRE INCAS, SIN CONTAR QUE TIENE RECONOCIMIENTOS EN DISTINTOS PAÍSES DE AMÉRICA, COMO ESTADOS UNIDOS, CUBA, COSTA RICA, CHILE Y OTROS.
SERIA BUENO DAR A CONOCER Y DISFRUTAR DE SUS TRABAJOS Y EXPERIENCIA A LO LARGO DE MUCHOS AÑOS.
ESTE MES DE AGOSTO EN TACNA SU CIUDAD NATAL ESTA DESARROLLANDO 2 EXPOSICIONES LA PRIMERA EN EL CLUB UNIÓN DE TACNA Y LA SEGUNDA EN EL HALL DEL PODER JUDICIAL DE TACNA.

Publicar un comentario